Suciedad, toallas rehusadas y colchones rotos en la Residencia de mayores Orcasur

La constante suciedad,  la falta de material médico y la escasez de personal sanitario son algunas de las condiciones a las que tienen que enfrentarse los usuarios de la Residencia Orcasur, en Usera.

Desde 2014, año en que el centro pasó a ser gestionado por la empresa CLECE, los familiares de los 64 residentes, la mayoría de ellos con alzhéimer, han presentado varias reclamaciones a la Dirección General del Mayor de la Comunidad de Madrid.

Los familiares han denunciado ante la Consejería de Políticas Sociales la falta de higiene en toallas, colchones o sillas de ruedas. Además, aseguran que la escasez de personal médico y la alta rotabilidad de auxiliares implica una falta de control absoluto en la salud de los residentes.

Persianas rotas, puertas atascadas y goteras cada vez que llueve son solo algunas de las múltiples reclamaciones que se han presentado ante la Consejería, la cual asegura que ha realizado las inspecciones pertinentes donde se han detectado deficiencias leves.

Tras expresar su creciente descontento, los familiares afirman que existe un continuo desinterés por parte de la Administración y de la propia empresa para subsanar los errores.