Intervenidos 320 kg de carne y pescado en malas condiciones en un bazar de Usera

La Policía Municipal de Madrid, con apoyo de la Unidad Integral del Distrito de Usera, está realizando inspecciones sanitarias a establecimientos de comida y bebida, conocidos popularmente como “frutos secos” o, de forma coloquial, “chinos”, para comprobar el estado de los alimentos y de los locales en general.

En una de estas inspecciones, en concreto, a una tienda de alimentación o bazar situado en el número 3 de la calle Nicolás Usera, se han encontrado un total de 310 kg de carne en mal estado y otros 10 kg de pescado fresco en proceso de congelado. Todos estos alimentos se encontraban mal conservados, apilados en carros metálicos, sin el etiquetado correspondiente y, muchos de ellos, en contacto con otros materiales.

Por el estado de descomposición de algunos alimentos, se pudo comprobar que se había roto la cadena de frío, muchos de ellos se encontraban sin cubrir, llenos de escarcha e, incluso, se detectaron insectos dentro de las propias cámaras frigoríficas, las cuáles carecían de elementos de desinfección y aislamiento, llegando a estar averiadas algunas de ellas.

Los elementos de pesaje, como básculas, no habían pasado los controles necesarios para su homologación, y los trabajadores carecían de permiso para la manipulación de alimentos. A su vez, los artilugios de corte y despiece, como tablas y cuchillos, presentaban suciedad visible a simple vista e incluso restos orgánicos en descomposición.