“¿Dónde has aparcado el coche, en Almendrales? Pues me voy contigo a Getafe”

Llega el fin de la jornada en la capital y miles de personas vuelven a sus casas para descansar. Algunas toman el metro, otras el autobús y otras, por supuesto, el coche o la moto. Sin embargo, hay quienes optan por la combinación y cogen el transporte público y el coche, y prueba de ello es la frase que tenemos por titular, escuchada en la Línea 3 de Metro: “¿Dónde has aparcado el coche, en Almendrales? Pues me voy contigo a Getafe”.

El problema del aparcamiento en Usera es una realidad que afecta, especialmente, a los vecinos la zona norte del distrito. Si bien hace unos años no había muchos problemas para estacionar el vehículo, ahora encontrar un hueco en las zonas cercanas, y no tan cercanas, a las bocas del Metro se ha convertido en toda una aventura.

Según los datos del Ayuntamiento de Madrid, el número de plazas ocupadas correspondientes a no residentes de los barrios de Moscardó y Almendrales se corresponden con el 40% de los vehículos que podemos encontrar aparcados en nuestras calles.

Esto deja en evidencia que muchas personas, procedentes de otros barrios o municipios, utilizan estos barrios para estacionar sus vehículos y tomar los medios de transporte que les lleven de forma más rápida al centro de Madrid, donde aparcar sí que tiene un precio.

Sin embargo, la aplicación de las Zonas de Aparcamiento Vecinal (ZAV), que priorizará el derecho de los residentes de estas áreas y que serán gratuitas para los mismos, se traduciría en una posible mejora que deja algunas dudas en el aire.

Aunque la aplicación de este sistema supondrá la oxigenación del barrio y facilitará el estacionamiento, muchos vecinos se preguntan qué pasará con los residentes de otras zonas del barrio que tengan que desplazarse hasta Moscardó, por ejemplo, para llevar a sus hijos a un determinado colegio.

Muchos padres y madres optan por parar en doble fila durante varios minutos para dejar o recoger a sus hijos, por ejemplo, en centros educativos. Se trata de una práctica que, en ocasiones, dificulta la circulación por calles como Matilde Gallo o Monederos a la hora de la salida de los dos colegios aledaños.

Para los vecinos del distrito, desde el Ayuntamiento, aconsejan el uso de medios de transporte público como el autobús, pero la realidad es que un vecino de Orcasitas puede tardar, de media, entre media hora y cuarenta minutos en llegar, por ejemplo, al campo del CDC Moscardó, llegando a caminar casi un kilómetro desde las paradas de bus más cercanas.

Varias de las voces que participaron en las reuniones programadas por la Junta de Usera para tratar la implementación el ZAV manifestaron que su aplicación debe estar acompañada por una revisión y actualización de plazas reservadas y una mejora de la red de transporte público en el distrito, idea que podría favorecer la movilidad de los residentes en nuestro barrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.