Relato corto frente al Covid19: “Sentir desde lejos”

Sentir desde lejos

Ahora se ha multiplicado el valor de las cosas que antes no costaban dinero. Cuando todo
acabe, visitar a las personas que quieres se convertirá en el mejor de los viajes. Los brazos de otra persona rodeando tu cuerpo te transportarán a lugares mágicos. Un apretón de manos dejará de ser un simple saludo y se transformará en un espacio de seguridad. Cuando volvamos a bailar juntos, cualquier canción nos parecerá la mejor banda sonora. Las calles abarrotadas nos permitirán contemplar que los monumentos son más bonitos cuando están rodeados de gente. Los empujones en el metro por las prisas nos parecerán caricias y las colas interminables servirán para darnos cuentas de que el dicho “cuantos más, mejor” es más cierto que nunca. Cuando tengamos que ceder el asiento a aquellos que lo necesitan porque no hay espacio aprenderemos que “compartir es vivir”. Cuando todo acabe, nos querremos con más ganas y nos querremos mejor. Y, sobre todo, nos querremos cerca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .