Archivos en la Categoría: Cultura

Relatos contra el Covid19: “Usera o el País de las Maravillas”

Ahora, mientras caigo, recuerdo perfectamente las caras que pusieron mis amigas de la universidad la primera vez que les hablé de esto.

Todos los barrios, todos los distritos y, si me apuras, todos los pueblos de Madrid tienen sus curiosidades. Colmenar tiene sus ovejas, sus quesos y su fiesta cervecera en octubre; Moncloa tiene sus universidades y sus bares; luego está el distrito centro, que tiene desde el rastro hasta la Gran Vía, pero eso lo considero demasiado pretencioso. Seguro que, buscando mucho, hasta los tricantinos encuentran algo de lo que presumir.

Sus caras de asombro llegaron cuando, al hablar de mi distrito, no mencioné ni índices de criminalidad, ni la plaza más contaminada de todo Madrid, ni siquiera nuestra comunidad china, sino unos simples animalitos avariciosos.
– ¡Los conejos! – decía yo con efusividad.
– ¡Venga ya! Deja de tomarnos el pelo – respondía mi compañera del norte –. Es imposible que haya conejos en Usera.
– ¿Cómo qué no? ¡Lo digo completamente en serio! Y no solo en el Pradolongo, ¡también arriba, en el Zofío!

Recuerdo poner todos mis esfuerzos en describir la realidad para que mis amigas la creyeran. Aquella situación no podía pasar desapercibida. Recuerdo contarles cómo yo mismo tampoco lo creí cuando mi primo mayor me dijo por primera vez que había conejos en el Pradolongo, y eso que para mí todo lo que dijera mi primo siempre debía ser verdad.

Desde que empecé a caer he perdido la noción del tiempo, pero no pudo ser hace más de cuatro años cuando vi los conejos por primera vez. Fue al bajarme del autobús para hacer el cambio, frente al polideportivo, cuando tres conejos salieron corriendo de un matorral y se adentraron en las profundidades del parque. Cuando pasaron unos minutos, sentado en la parada, entendí por qué corrían: un enorme gato gris con penetrantes ojos amarillos pasó tranquilamente por delante de mí con un conejo blanco en la boca. Cuando me vio, el gato se asustó tanto que dejó caer el conejo muerto al suelo, pero al darse cuenta de que yo no tenía la menor intención de moverme, lo recogió y siguió su camino. Juraría que hasta me sonrió.

Pasaron meses hasta que pude volver a ver los conejos, de pasada, corriendo frente a mí. Por alguna extraña razón, durante ese tiempo, parecí olvidarme de lo increíble que me había parecido aquello la primera vez. ¿Qué hay de raro en que una manada (¿acaso se puede decir manada?) de conejos huya de un gato sonriente? ¿Qué hay de raro en que unos animales vivan en un parque? Nada, desde luego. Incluso comí conejo aquellas navidades, y las siguientes, y las siguientes. Ahora se me revuelve el estómago solo de pensarlo.

Pero en marzo de este año comenzó la locura que me trajo a este hoyo. Fue merendando en la plaza que hay frente a la biblioteca. Yo estaba allí, pasando la tarde más que estudiando, cuando vi pasar a mi padre caminando con un sombrero muy extraño en la cabeza. Me llamó mucho la atención, pues él nunca había usado sombrero. Decidí acercarme a saludarlo, pero al levantarme del banco escuché algo moverse entre los arbustos que había detrás de mí, y me agaché para comprobar si lo que creía haber visto era real.

Efectivamente, así era: un colgante con un adorno dorado en forma de corazón, lleno de barro. Cuando alargué la mano para cogerlo sentí que algo me mordía, pero no la retiré hasta conseguir sacar el colgante. Esa misma tarde, al llegar a casa, decidí regalarle el colgante a mi madre, quien se autoproclamó orgullosa “reina de corazones”. Preguntó un par de veces de dónde lo había sacado, pero viendo que no respondía, comprendió que quizás le convendría no conocer la respuesta. ¿Cómo le explicas a tu madre que le estás regalando un colgante de oro que le has robado a un conejo?

Pasé semanas investigando conejos y liebres por internet, intentando conocer su comportamiento, pero no encontré ninguna referencia a querencia de estos animales por objetos brillantes. El tema me obsesionó tanto que llegué incluso a escaparme de casa alguna noche armado con una linterna para recorrer los parques. Un par de chicas jóvenes que me vieron huyeron de mí, y no las culpo. Pero yo no las buscaba a ellas, buscaba el tesoro de los conejos.

Aunque esta pequeña aventura me haya costado tanto, algo me dice que lo peor aún está por llegar. Por los conejos dejé de hablarme con mi amigo Guille, quien prefirió quedarse en casa fumando de su pipa a acompañarme a encontrar el tesoro. Perdí dinero y joyas de mi madre que utilicé como cebo para comprobar que, efectivamente, los conejos se llevaban ese tipo de objetos. Al menos esto me sirvió para descubrir cuál era su modus operandi. Cuando descubrí cuál era su objeto favorito, mi plan perfecto estaba listo para llevarse a cabo. Para ello sólo tenía que dejar un reloj de bolsillo a la vista, a eso de las once de la noche, en la entrada del parque, y esperar a que un conejo blanco llegara.

Y así lo hizo, y cuando llegó yo salí corriendo detrás de él, confiando en que me llevaría a su escondite y podría recuperar, no solo los objetos que yo les había estado dejando, sino todos aquellos que seguro habían estado robando al resto del distrito. Estaba seguro de que esa gente se alegraría de oír como yo había rescatado sus objetos de valor de las manos (¿acaso se puede decir manos?) de los conejos.

Imaginaos mi sorpresa cuando, persiguiendo a aquel conejo blanco, llegué a un árbol que nunca había visto, me agaché para recorrer el agujero por el que se había metido, confiando en encontrar todos aquellos tesoros, y comencé a caer. En efecto, pude ver varios de los objetos robados mientras caía, y otros con los que nunca habría creído que un conejo podía cargar, como mecedoras, un paraguas, y hasta un antiguo reloj de cuco, pero me resultaba imposible agarrarme a ninguno de ellos.

Sólo grité durante los primeros dos minutos de caída, hasta que me aburrí y comprendí que no me pasaría nada. Ahora estoy empezando a frenar. El suelo se acerca cada vez más lentamente. Supongo que ha llegado el momento de descubrir qué demonios están haciendo los conejos con tanto objeto brillante. Quizás hasta pueda preguntar a aquel gato por qué sonrió cuando me vio, o si alguien sabe de dónde sacó mi padre aquel sombrero. Me pregunto si Lewis Carroll paseó alguna vez por Usera, o como se llamase esto en su época, o si estos agujeros están repartidos por todo el mundo. Si es así, y este no es el mismo agujero que hay en Cheshire, ¿van todos a parar a las mismas maravillas?

Carlos Ruiz Ramos

Relato corto frente al Covid19: “Sentir desde lejos”

Sentir desde lejos

Ahora se ha multiplicado el valor de las cosas que antes no costaban dinero. Cuando todo
acabe, visitar a las personas que quieres se convertirá en el mejor de los viajes. Los brazos de otra persona rodeando tu cuerpo te transportarán a lugares mágicos. Un apretón de manos dejará de ser un simple saludo y se transformará en un espacio de seguridad. Cuando volvamos a bailar juntos, cualquier canción nos parecerá la mejor banda sonora. Las calles abarrotadas nos permitirán contemplar que los monumentos son más bonitos cuando están rodeados de gente. Los empujones en el metro por las prisas nos parecerán caricias y las colas interminables servirán para darnos cuentas de que el dicho “cuantos más, mejor” es más cierto que nunca. Cuando tengamos que ceder el asiento a aquellos que lo necesitan porque no hay espacio aprenderemos que “compartir es vivir”. Cuando todo acabe, nos querremos con más ganas y nos querremos mejor. Y, sobre todo, nos querremos cerca.

Feminismo y ecologismo con Quedat.com y sus actividades de marzo en Usera

La plataforma Quedat.com propone estas interesantes actividades para el mes de marzo. Desde crear tu propio champú ecológico hasta aprender más sobre las heroínas y villanas de cómic

Calendario de actividades de Quedat.com para el mes de marzo en Usera

  • Juegos de mesa, todos los martes de 17:00 a 20:30
  • Creatividad, taller de series y cine fórum todos los miércoles de 17:00 a 20:30
  • Crea tu propio champú ecológico (5 de marzo) o hazte un tatuaje temporal (12 de marzo)
  • Participa en los torneos de dardos (19 de marzo) y futbolín (26 de marzo)
  • Millenial geeks for noobs (13 de marzo), juegos de lógica (21 de marzo) y shielf escape room (28 de marzo)
  • Disfruta de los días de la música (14 de marzo y 27 de marzo)
  • Cocina en el día de Master Chef (7 de marzo)
  • Llena de feminismo Usera con la previa del 8 de Marzo con “8M, rebelat”, el (6 de marzo), y conoce a las heroínas de los cómics más famosos (20 de marzo).

    Todas las actividades se desarrollarán en la calle Miramadrid 1, esquina con la calle Nicolás Usera 104, en horario de 17:00 a 20:30/21:00.

WhatsApp Image 2020-02-27 at 16.57.38.jpeg

Disfruta gratis de la obra “El fantasma del teatro” en el barrio Almendrales

El grupo de teatro La Unión de Almendrales junto a la AAVV La Unión de Almendrales y La Grieta Teatro Social presentan “El fantasma del Teatro” Una pieza de Site Specific que trata sobre un espacio deshabitado del barrio: El teatro de Almendrales

Esta pieza dramática surge dentro del Taller de Creación que se ha estado desarrollando desde diciembre, donde un grupo de vecinas y vecinos han estado explorando en llevar el teatro a espacios no convencionales y donde han trabajado sobre sus preocupaciones y esperanzas.

Para ello han explorado diferentes herramientas teatrales: Teatro de Agitación, teatro invisible, teatro periodístico, teatro cultural y teatro documento, entre otros.

Disfruta de esta pieza teatral gratuita y para todos los públicos el próximo 22 de febrero a las 12:00 horas en la Plaza de la Parroquia Nuestra Señora de la Soledad.

Consulta más información en el siguiente cartel:

WhatsApp Image 2020-02-15 at 21.24.21

 

Programación del Carnaval 2020 en Usera

Se acerca el Carnval 2020 en Usera y, cumpliendo con la tradición, distintas asociaciones vecinales del distrito han preparado una programación de actividades para toda la familia en Usera

Desde el martes 18 de febrero hasta el miércoles 26, el vecindario podrá disfrutar de distintas actividades como pasacalles, talleres de máscaras y disfraces o el “Entierro de la Sardina” en los barrios de Moscardó, Zofío, Almendrales, San Fermín y Orcasitas.

En este sentido, las asociaciones vecinales de estos barrios han elaborado una programación para invitar a los residentes de la zona a vestir sus mejores disfraces y salir a las calles del barrio en una de las festividades más esperadas del año.

Puedes descargar la programación haciendo click aquí o bien consultando los siguientes carteles:

WhatsApp Image 2020-02-03 at 11.21.40 (1)WhatsApp Image 2020-02-11 at 10.09.30WhatsApp Image 2020-02-12 at 16.32.15WhatsApp Image 2020-02-11 at 15.00.57WhatsApp Image 2020-02-14 at 09.49.53

Una asociación de Usera ofrece un taller de teatro gratuito para los jóvenes

¿Te gusta el teatro? ¿Crees que el arte puede ser una herramienta de transformación social? ¿Te apetece pasar un rato divertido?

La Asociación Vecinal La Unión de Almendrales junto con La Grieta Teatro Social presenta el Taller de Teatro Social para jóvenes de 14 a 18 años que estudien o vivan en Usera.

WhatsApp Image 2020-02-10 at 11.21.14

Desde el día 5 de marzo hasta el mes de junio podrás disfrutar todos los jueves (de 18:30 a 20:30 horas) de esta actividad gratuita en el local de esta asociación vecinal, situado en la calle Porta Coeli, 2.

Si quieres unirte a este curso, haciendo click aquí encontrarás toda la información sobre el taller y podrás resolver algunas cuestiones logísticas. También puedes consultar información enviando un correo electrónico a lagrietateatrosocial@gmail.com o rellenando el siguiente formulario:

El Gobierno de Madrid lanza una campaña de apoyo a los comerciantes chinos de Usera

Representantes del Gobierno municipal de Madrid visitaron el pasado domingo diversos negocios de la calle Dolores Barranco para mostrar su apoyo a los comerciantes

El pasado domingo 9 de febrero, diversos miembros del equipo de gobierno de Partido Popular y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid quisieron mostrar su apoyo a los comerciantes del distrito de Usera. Entre los asistentes se encontraba Loreto Sordo, concejala presidenta del distrito y responsable de esta iniciativa, acompañada por concejales de ambos partidos, como Miguel Ángel Redondo, Andrea Levy o Borja Fanjul.

Pese a que la motivación de la campaña es apoyar a todos los comerciantes por igual, los ciudadanos chinos de Usera fueron los grandes protagonistas. Según palabras de la concejala presidenta del distrito, “la campaña servirá para apoyar al comercio de barrio que, en las últimas semanas, ha sufrido un descenso en sus ventas debido a las informaciones relacionadas con el coronavirus“. Desde el Ayuntamiento de Madrid aprovecharon también para pedir que “no se estigmatice a la comunidad china“.

Visita cultural con Vox en la retina

Durante la visita, acompañados por representantes de la Embajada China, de la Asociación de Empresarios Chinos en España y asociaciones de chinos de Usera, los concejales entraron en una librería, un supermercado, una cafetería y un espacio gourmet.

Este apoyo por parte del Gobierno municipal coincide con ataques proferidos por un concejal de Vox, Martínez Vidal, tras publicar en Twitter mensajes racistas contra el pueblo chino.

« Entradas Anteriores