Archivos por Etiqueta: Vnessa Lecointre

¿¡Cómo no nos íbamos a contagiar!?

Artículo de opinión de Vanessa Lecointre, portavoz del Grupo Municipal de Más Madrid en Usera.

Usera está de moda. Y no por el año nuevo chino o por su gran tejido asociativo. Sino porque las redes y medios de comunicación masivos se han dedicado, día tras día, a estigmatizarnos.Que las personas que vivimos en Usera somos unas irresponsables.
Que no cumplimos normas.
Que no llevamos mascarillas.
Que somos un “estercolero multicultural”.

Nos quieren convertir en las responsables directas de haber provocado una de las mayores tasas de infección de Europa por Covid-19. Nada más lejos de la realidad. No se puede culpar a los vecinos. Es cierto que, en Usera, como en cualquier otra parte del mundo, vivimos con algunas personas que no respetan las normas básicas de mascarilla, lavado de mano y distancia social. Pero son, como en cualquier otra parte del mundo, una minoría.

Nos quieren convertir en las responsables directas de haber provocado una de las mayores tasas de infección de Europa por Covid-19. Nada más lejos de la realidad.

Entonces, ¿qué está pasando realmente en Usera? Como una imagen vale más que mil palabras, empecemos con una. Una escena veraniega. Para evitar colas en las piscinas municipales se ha hecho obligatorio sacar la entrada por Internet y enseñar el código QR cuando se accede al recinto. Hasta aquí, todo bien. Lo que no estaba previsto es que el lector QR de la Piscina Municipal de Orcasitas se estropeara y que durante 4 semanas, nadie haya sido capaz de sustituirlo. ¿Resultado? Una medida que nos debía de proteger nos expone a colas larguísimas, a aglomeraciones. Justo lo que se quería evitar.

Más imágenes. La mayoría de las personas que tenemos que trabajar fuera de nuestro distrito, usamos el transporte público. En plena pandemia, el transporte público está demostrando ser seguro. ¿Seguro? Sí, salvo cuando no se cumplen medidas como la distancia social. Y no hay distancia social posible si el metro pasa cada quince minutos o más. ¿Qué han hecho nuestros dirigentes con el metro este verano? NADA. No han aumentado frecuencias, no han contratado más conductores. Nos vuelven a exponer a un mayor riesgo.

Otra imagen. Parque de Pradolongo, un domingo por la tarde. Se ven familias tomando el fresco en el césped, comiendo en una mesa… Lo mismo que en cualquier terraza. Hasta aquí, todo bien. Pero también se ven personas practicando deporte en equipo sin mascarillas. ¿Qué ha hecho la concejala de Usera –Loreto Sordo– para evitar estas situaciones? NADA. La concejala quizás no conoce qué pasa con los vecinos de Usera en verano. A diferencia de otros distritos de Madrid, la gran mayoría tiene que quedarse en la ciudad. No se pueden permitir ni viajes ni vacaciones. Aquí Madrid no se vacía. Podríamos haber esperado, por parte de la junta, aunque sea un evento deportivo que sirva de alternativa de ocio. O una campaña recordando cómo realizar deporte de forma segura. O un programa de mediación para informar que se tiene que llevar mascarilla. Pero ni siquiera se han reforzado los controles policiales para informar primero y sancionar después.

A diferencia de otros distritos de Madrid, la gran mayoría en Usera tiene que quedarse en la ciudad.

Más imágenes. Una, por desgracia, demasiado habitual ya. Basura en las aceras. Basura en los parques. Es un problema que llevamos arrastrando años, resultado de los contratos de limpieza firmados y blindados por Ana Botella en 2013. ¿Qué ha hecho el Ayuntamiento para mejorar esta situación, ahora que la limpieza es aún más importante que nunca? NADA. Hubieran podido modificar los contratos de Ana Botella, pero no lo han hecho. La derecha prefiere señalar con el dedo a los habitantes de Usera porque no quiere que veamos un dato muy concreto: el Ayuntamiento invierte 36,30 euros por persona al año en Usera, mientras que un vecino de Salamanca merece 55,20 euros. Es decir, para quienes gobiernan la ciudad, cada vecino de Usera vale 18,90 euros menos que uno de Salamanca. Es mejor culpar a la gente que asumir la responsabilidad de gobernar para todos por igual.

Una última imagen. Imagínense un piso interior de 45 metros cuadrados, con solo dos habitaciones y un baño. De estos que abundan en nuestro distrito. En este piso, viven dos familias, cinco personas. Cinco personas que, les recuerdo, a diferencia de otros distritos de nuestra ciudad, no tienen más opción que pasar este verano juntas. ¿Qué han hecho nuestras administraciones para facilitar un aislamiento seguro a las personas que viven en un piso como éste y se han contagiado de Covid-19? NADA. No se les ofrecen más alternativas que intentar no contagiar a sus familiares. A estas alturas, ya sabemos que estar aglomerados, en espacios cerrados y con poca ventilación son precisamente los tres factores que aumentan la posibilidad de contagio. ¿Esto también es culpa de la gente? Todas estas imágenes se pueden resumir en una: las autoridades competentes –desde la Junta Municipal hasta la Comunidad de Madrid– nos han dejado a nuestra suerte. Aún así, aunque ya es tarde para demasiadas personas, están a tiempo de recapacitar y de decidir invertir de verdad en nosotros, en vez de culparnos. La tormenta es la misma para todos, pero nuestra embarcación es mucho más endeble en Usera. Y no hay capitán.

La tormenta es la misma para todos, pero nuestra embarcación es mucho más endeble en Usera. Y no hay capitán.